Vitas

SECCIONES
»  Inicio
»  Biografia
»  MP 3
»  Contactar

LUZ DE UN NUEVO DIA

Descargar album "Luz de un nuevo día"

“Es sorprendente la capacidad, escuchando esta música, de distanciarse de la realidad de la vida actual, llena de estrés, crisis, temor al futuro, soledad e insensibilidad. Esta música es como una isla salvadora en la que todo es bello y tranquilo.”
(D. Mitchell, Canadá).

PRESENTACIÓN DEL SR. PUDOVKIN:
¡Queridos amigos!
Me he preparado mucho tiempo para esta presentación. Se trata de un tema importante y decisivo. Se ha trabajado mucho antes de que tomáramos la decisión de someter a vuestro juicio y presentaros el nuevo trabajo –inusual y muy complejo– que Vitas ha preparado durante tres años. No es simplemente un nuevo álbum, se trata de un hito importante en la creación del artista. Solo vosotros podréis apreciar y comprender el calor emocional, la fuerza interna y la energía que Vitas ha puesto en este trabajo. Los cuarenta minutos de la obra musical “Luz de un nuevo día” han sido creados por el artista minuciosamente, escogiendo para cada nota lo mejor, lo más potente y penetrante, aquello que cada uno de vosotros sentirá con el corazón y guardará en el alma. Toda la fuerza de la voz de Vitas, todas las posibilidades de su luminosa energía han llenado este trabajo al que ha llamado “Luz de un nuevo día”. Se trata de un mundo aparte, un mensaje especial a través de la música y la voz del artista para todos los que están necesitados de protección emocional, a quienes estas emociones, esta aura de bondad y luz, ayudarán y apoyarán en la vida.

En diez años de trabajo hemos recibido miles de cartas en las que personas de todos los rincones de la Tierra hablaban de los sentimientos y emociones que experimentaban al escuchar la voz de Vitas, al sumergirse en la atmósfera de un concierto, de su música. Muchos de vosotros escribisteis acerca de la influencia excepcional, casi mágica, de esa atmósfera sobre el propio estado. Muchos utilizan desde hace tiempo y regularmente la “musicoterapia de Vitas” con fines curativos de forma individual; en varios centros médicos, la terapia musical “de Vitas” se ha convertido en parte del programa curativo oficial. Quiero incluir aquí algunas referencias a nuestra web, los autores de la cual están, en su propio ejemplo, familiarizados con este fenómeno.

Tengo recopilados más de cinco mil sorprendentes mensajes en los que escribís sobre la fuerza de la influencia de la voz y la música de Vitas, acerca de cómo os ha ayudado eso, y de cuánta energía hay puesta en esta obra. Yo, S. Pudovkin, estoy agradecido a Vitas por hacer más feliz a las personas y darles seguridad en el presente y el mañana. Como mínimo les ayuda a ello a través de su creación, su trabajo, mediante la fuerza de su talento.

Antes del nuevo año 2009, en la web oficial http://www.vitas.com.ru/ se incluirá el trabajo “Luz de un nuevo día” para la libre descarga de todos nuestros visitantes. He tomado esta decisión para que todo el mundo pueda tener acceso al 100% a estas emociones, a la energía limpia y la atmósfera de bondad que impregna la obra. He renunciado a la venta de CDs y la descarga de pago de este trabajo. Tras habilitar el acceso libre a la descarga, se comunicará la forma en que los usuarios podrán expresar su opinión y pagar al artista por su trabajo. Utilizaremos los medios recibidos para la grabación en estudio y el desarrollo de esta dirección. Vuestra decisión sobre la transferencia de dinero será exclusivamente voluntaria en lo que se refiere al tiempo y la cantidad.

ALGUNAS DE LAS CARTAS RECIBIDAS DE LOS ADMIRADORES

Anna, Noruega.
Soy psicóloga y cuento con una práctica bastante amplia. Hace justo un año que aplico con éxito la musicoterapia a varios pacientes. Una hora “de Vitas” reduce en determinados pacientes la tensión de 190/130 hasta niveles normales; en una semana, las sesiones reestablecen al paciente por un periodo prolongado. No hace mucho, había un alcohólico reincidente; lo tuve una semana “bajo Vitas” como bajo un cuentagotas. La recaída fue superada sin necesidad de usar medicamentos. Se curan con éxito estados depresivos de diversos niveles de gravedad. Pero la selección que hago de su música es especial. En efecto, mis pacientes no entienden ruso, el efecto lo produce precisamente la forma en que suena la voz.

Dr. Tsai, Taiwan.
Soy un doctor que escucha su música cada día. Tengo todos los discos suyos que han salido en Rusia y Taiwan. Quiero darle las gracias porque su música tranquiliza mi corazón enfermo y cura mi dolencia. Con mucho gusto pongo sus canciones en mi clínica y se las presento a mis pacientes.

Anastasia, Rusia.
De él es imposible escapar, siempre acabas volviendo a él. Además, de forma totalmente voluntaria. Es un descubrimiento que es imposible volver a cubrir, y se puede descubrir un número infinito de veces. Y, con todo, lo más importante en él es la voz. No ese falsete penetrante tomado por separado, sino la voz en todo su volumen de timbre y entonaciones, la voz como un todo único, como una única vida. Una y otra vez me sorprendo, ¿pero con qué diapasón está afinado este hombre? Hasta tal grado es imposible comprender esto y expresarlo con palabras como profundo es el grado en que se puede sentir y escuchar.

Elena, EE.UU.
Este cantante posee un don excepcional en este mundo. Su música no tan solo sube el ánimo, sino que obliga al alma a sonreír. Me sucedió que en estos últimos años me encontraba sumida en la desilusión total, llegando a perder todo interés hacia la vida. Vitas, sin que él mismo lo sospechara, llenó mi vida de alegría, felicidad y esperanza. Le estoy infinitamente agradecida por ello. ¡Que el Señor te conserve, Vitas!

Maxim, Rusia.
Hace dos años me diagnosticaron cáncer cerebral. Los médicos no me daban ninguna esperanza de vida. Me desanimé totalmente. En aquel entonces, más de una vez pensé en librarme de esta vida. Era tan insoportable… Y no tenía a nadie cerca. Ni siquiera tenía a nadie con quien hablar de lo que pasaba en mi alma. Solo una cosa me mantenía a flote: la música. Una vez escuché la canción “Sonríe” y dentro de mí ocurrió algo. Desde ese momento, en mí surgió la esperanza de que voy a Vivir… Cada día, cada hora, me decía a mí mismo: “sonríe…”. Esto le puede parecer ridículo a alguien que nunca ha pasado por nada parecido, que no conoce ese dolor, pero esta disposición de ánimo funcionó. Gota a gota, paso a paso, con gritos, con dolor, vencí a la enfermedad. Me operaron. ¡¡Y ahora todo está bien!! Soy feliz. ¡¡VIVO!! Y precisamente la música, precisamente Vitas, me ayudaron en aquel entonces a trepar y resistir. Le debo la vida… Él siempre está conmigo, está cerca, 24 horas al día. Me duermo con “Hoja otoñal”, me despierto con “Beso”, de camino al trabajo en mi reproductor suena “Dios, cómo amo”, “Con un grito de grulla”. No es solo música, no son solo palabras: es una medicina. Pero el medicamento más importante en mi curación fue la canción “Sonríe” y el doctor Vitas. No diré que soy un fan loco, no. Simplemente, Vitas tiene mucho valor para mí. Es mi Ángel de la Guardia… Para ti mi agradecimiento más humano. ¡Que el Señor te conserve, Vitas!

 


NOTICIAS